NIÑAS ECUATORIANAS LLEGAN A LA NASA

Video Caption: RADAR POSITIVO: Ecofashion 2022
Video Duration: 02:33

Los sueños se cumplen y muestra de eso son diez niñas, quienes guardaron en sus maletas ilusiones, sueños y proyectos para viajar al Space Center de la NASA en Houston. Sus emociones se mostraron con lágrimas de felicidad y satisfacción porque, para esta aventura, tuvieron que recibir clases virtuales por cuatro meses con expertos en administración espacial aeronáutica y realizar trabajos prácticos que incluían hacer sus propias manos robóticas o el hábitat lunar con materiales improvisados.  

Las actividades y exigencias son parte del programa Ella Es Astronauta de la fundación colombiana She Is, con el apoyo de ONU Mujeres, la fundación Mujeres Sin Límites y Global Women Foundation. Todas estas organizaciones trabajan por la igualdad de género y los derechos de niñas, adolescentes y adultas.

El proceso de selección para el programa inició en febrero de 2022; cerca de 1200 niñas de Sierra, Amazonía y Costa postularon, pero debían cumplir con algunos requisitos como pertenecer a una escuela fiscal o municipal, destacar en las actividades educativas, tener interés por la rama de STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), ser mujer y tener entre 9 y 15 años.

Samay Benítez, de 14 años, es una de las seleccionadas y es la primera comandante de la tripulación por ser la mayor del grupo. Se enteró del programa por su mamá que vio un reportaje en la televisión. Había pasado poco tiempo desde aluvión que destruyó su barrio, Santa Clara de San Millán, en el centro norte de Quito, pero eso no fue impedimento para postularse al proyecto, al contrario, la motivó. Amparo Sigcha, mamá de Samay, afirma que su hija tiene un promedio académico de 9.78 y destaca como líder dentro de su entorno familiar y escolar, con esta oportunidad podrá confirmar si quiere ser astrónoma.

Yamilex Quezada es de Morona Santiago y también forma parte de las niñas seleccionadas para ir a la NASA. Ella es de limitados recursos económicos y con una situación familiar complicada. Cuando el colegio se enteró que fue una de las elegidas para esta travesía, decidió apoyarla y asignar a Cornelia Chumpi como su tutora para que la acompañe en todo el proceso. La encargada de guiarla nos cuenta que es una niña muy inteligente, responsable, estudiosa y elocuente a pesar de la situación que vive en su hogar. Su padre abandonó, desde muy pequeños, a sus hermanos y a ella, dejándolos a cargo de su madre. Cornelia reconoce todo el esfuerzo de la niña, del cual ahora ve los frutos porque Yami, como le dice de cariño, representa a las mujeres de los pueblos y nacionalidades indígenas de Ecuador, será la primera niña shuar en conocer la estación espacial.

Las pequeñas escogidas adquirirán conocimientos en la NASA, su tiempo de estadía es de una semana para compartir momentos con mujeres astronautas, reconocidas ingenieras y científicas.

La inversión por niña bordea los 10 mil dólares y fue posible con la colaboración de la empresa privada en convenio con la NASA. Nadia Sánchez, representante de la fundación She Is y líder del proyecto Ella Es Astronauta, asegura que la próxima convocatoria será en noviembre de este año y espera que no solo sean 10 sino 35 jovencitas ecuatorianas que se unan a esta gran aventura.

La falta de mujeres en carreras ligadas a la ciencia y tecnología es una problemática recurrente. La Unesco afirma que menos del 30% de investigadores a nivel mundial son mujeres. Por ello, la necesidad de programas como este que impulsan a que más niñas y adolescentes se interesen por el conocimiento científico y busquen sus sueños más allá de los límites conocidos.

NIÑAS ECUATORIANAS LLEGAN A LA NASA